Hacemos de tu hotel un espacio seguro y confiable

La calidad de servicio, la buena imagen de un hotel y la percepción de los huéspedes sobre un espacio confiable recae en gran medida en los procesos de higiene que el establecimiento ofrece.

Si bien antes la limpieza y desinfección de la industria de alojamiento era un aspecto altamente valorado, después de pandemia se convierte en un factor decisivo a la hora de escoger donde hospedarse. La industria hotelera debe, además de brindar un excelente servicio al cliente, ofrecer entornos saludables, con procesos avalados de limpieza y desinfección permanentes en habitaciones, pasillos, baños, zonas comunes, ascensores, y cualquier espacio que sea transitado constantemente.

Un hotel impecable será un hotel altamente competitivo en esta nueva realidad.

  • Recepción y lobby: es el primer momento de interacción que tiene el huésped con el hotel. La recepción es la carta de presentación, por esta razón es importante que esté bien organizado, limpio y aromatizado, además de que su personal este impecable en su vestimenta. Es un lugar dispuesto a recibir a los huéspedes con la mejor imagen posible, donde las áreas y superficies reflejen confianza y seguridad.
 

Es recomendable mantener equipada esta zona con productos certificados en asepsia de manos como, gel antibacterial al 70% que garantice la eliminación de los microorganismos, los pisos deben estar correctamente desinfectados propiciando entornos higiénicos y saludables, acompañado de nebulizaciones constantes en el ambiente.

  • Habitaciones de alojamiento: la limpieza y desinfección de una habitación es un proceso vital y de estricto manejo, Es importante realizar constantemente el cambio de sabanas, toallas, cortinas; limpieza de ventanas, pisos, baldosas y baños completos con insumos que garanticen la protección de los elementos, además de generarle al huésped protección. Es importante retirar de la habitación objetos que se consideren residuos o contaminantes, como restos de comida, latas y envases vacíos, entre otros. Se deben cambiar los objetos de aseo personal como jabón, shampoo, además debe llevarse un control, ya sea anual o semestral de la fumigación de las habitaciones y otras instalaciones para evitar plagas.

 

Es imprescindible disponer productos efectivos para la desinfección de habitaciones en el hotel para evitar posibles contagios de enfermedades infecciosas y gérmenes.  Es importante ampliar la frecuencia de la limpieza en estas zonas, ventilando con mayor frecuencia el área y limpiando todos los objetos, como paredes, puertas, manijas, entre otros. 

En las sábanas y la ropa de cama, lo recomendable es cambiarlas de manera habitual, así mismo como realizar lavados frecuentes con insumos que no dañen la calidad de las prendas, además de eliminar ácaros y bacterias.

  • En las áreas de interacción: como pasillos, escaleras, elevadores, jardines, gimnasio, ascensores, entre otros, deben percibirse un ambiente pulcro y agradable, que invite a los huéspedes a la convivencia con otras personas y al uso apropiado de dichos espacios. Los pisos deben ser barridos, trapeados y desinfectados constantemente con insumos que manejen diluciones y concentraciones exactas que no generen daños, ni incomodidades en los huéspedes. Los aparatos del gimnasio deben ser desinfectados periódicamente, las escaleras y otros elementos deben estar limpios para evitar infecciones. Por lo tanto, es importante que se establezca un protocolo de higiene donde por tiempos establecidos se programe la limpieza y desinfección de todos los elementos de mayor contacto.
 

Las zonas comunes como, los pasillos, las terrazas, al ser espacios bastante frecuentados por los huéspedes, deben contemplar un protocolo de higiene, donde se implementen acciones de limpieza y desinfección garantizando espacios libres de microorganismos, brindándole a los clientes la confianza y seguridad de encontrar espacios protegidos.  

  • La limpieza y desinfección en el área de piscina: en esta zona se necesitan cuidados especiales, donde se debe establecer normas estrictas de uso, además del correcto lavado con productos idóneos que cuiden la salud de los nadadores. Se debe verificar que la gente pueda ducharse antes de entrar a la piscina, prohibir ingerir alimentos y bebidas dentro de la misma además de evitar situaciones que pongan en riesgo la salud. Como medida de saneamiento, el agua debe ser filtrada y clorada con los estándares permitidos.
 

La desinfección continua del agua de la piscina es necesaria por dos motivos. El primero es la higiene con un desinfectante que destruya virus, bacterias, parásitos, eliminando el riesgo de contaminación. Y el segundo motivo es la seguridad, al desinfectar se impide el crecimiento de algas y se mantiene el agua limpia.

  • Restaurantes, bares y zonas de consumo de alimentos: deben tener un cuidado especial, los meseros deben tener todos los elementos de protección personal para poder atender a sus huéspedes, siguiendo las normas establecidas para el cuidado de los alimentos, ambientes de trabajo y consumo. Se debe contar con un protocolo de limpieza y desinfección tanto en los objetos, utensilios y ambientes como en el cuidado personal, así se evitarán contaminaciones cruzadas que pueden generar daños perjudícales en las personas.  
 

-Para la limpieza y desinfección de áreas de cocina, es necesario el uso de detergentes alcalinos que permitan la eliminación de grasas u otros residuos orgánicos sometidos a altas temperaturas, que provocan que se adhieran a la superficie de cocción, además de dotar al personal con elementos de protección personal.

Dentro de las recomendaciones generales de limpieza y desinfección dentro de los hoteles están las siguientes:

– Lávese las manos frecuentemente y séquese con toallas desinfectante. Es lo más básico y le ayudará a eliminar gérmenes.

– Limpieza a los controles remotos de la televisión, las manijas de las puertas y el teléfono y objetos que se toquen con mayor frecuencia.

– Verifique que cafeteras, vasos, pocillos, cubiertos y demás utensilios de mesa estén perfectamente limpios y desinfectados.

-Establecer protocolos de limpieza y desinfección, preferiblemente con productos biodegradables avalados y de alta calidad que cuenten con ficha técnica y concentraciones de insumos adecuados.

-Limpieza y desinfección de hornos, estufas y campanas extractoras antes y después de terminar la jornada laboral, así mismo como bandejas de microondas y neveras.

– Limpieza y desinfección en lavanderías, garantizando una completa higiene de todos los elementos, eliminando microorganismos en las prendas (sabanas, sobre- sábanas, toallas, fundas, entre otros)

¿Por qué es importante tener un hotel limpio y saludable?

  • Imagen

La imagen que proyectas en tus huéspedes será primordial para generar el pronto regreso, la recomendación con un familiar o conocido, la confiabilidad y seguridad de encontrar soluciones de limpieza y desinfección que propician entornos saludables y libres de microorganismos.

  • Salud

La salud de las personas durante la estadía en un hotel depende de los correctos protocolos de limpieza y desinfección que ahí se adopten, donde se garantiza un control que ayudará a prevenir enfermedades infecciosas y respiratorias.  

  • Evitar plagas y pulgas

Una limpieza completa y total, evita y controla las plagas de insectos o animales, como ratas o cucarachas, que son más difíciles de controlar si no existe un programa o un protocolo de limpieza y desinfección.

Garantizamos la limpieza y desinfección de los hoteles con insumos eficaces y certificados que den confianza, bienestar y confort.

¿Estás interesado en recibir asesoría especializada para la implementación del plan de limpieza y desinfección en tu empresa? Contáctenos con nosotros y explícanos cuál es tu caso y cómo podemos solucionarlo. 

COMPARTIR:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados